Situado en el céntrico y comercial barrio de Santa Teresa, cuenta con dos salones, el primero más informal junto al obrador de pizzas, y el segundo más íntimo y cuidado en la planta inferior.

Además, dispone de terraza y servicio a domicilio.

Fácil aparcamiento.